Mi Pequeño Gran Circo

A veces echo de menos mi vida de trapecista. La gente común del circo. Los payasos con sus tartas y sus zapatos, siempre tropezando. Los elásticos que siempre tienen tiempo de todo porque llegan a todas partes. La mujer bala que ahora la ves y ahora no sabes cuando la verás. El domador siempre impresionando con su fiero león que es más dulce que un gatito. El hipnotista que consigue encantar hasta al más listo y escéptico. La falsa adivina consiguiendo adivinar hasta las preguntas más sagaces. Y… y el Gran Hombre, aquél que no aparece siempre. Sólo en días soleados y siempre por sorpresa. Aquél que esperamos ver en un día de suerte. El de los trucos y las ilusiones doradas. El de las blancas palomas que aparecen cuando se esfuma sin más.

(imagen, versionada, de El Mar de la Vieja Sirena)

Anuncios

~ por slizeumhe en febrero 24, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: