La Trapecista

La trapecista decidió que era el momento de hacer su gran número. Años atrás había deslumbrado a todos con sus acrobacias sin red. Pero había pasado el tiempo y el número empezaba a aborrecer al público. Ya nadie iba a ver su espectáculo, ya nadie se asombraba… Sin red. ¿Y qué? La trapecista no iba a caer. La emoción había desaparecido.

Ella decidió que era su momento. Salto sin red y con los ojos vendados. No ver, guiarse por sus sentidos y preparación. Sin ayudas. Sin nada que amortiguara el golpe y sin saber si el próximo paso iba a ser el último.

(imagen, versionada, ¿? by jinterwas)

 

Anuncios

~ por slizeumhe en septiembre 10, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: