Realidades Invisibles

Cuando, como cada tarde, regresa su padre, la pequeña vuelve a sonreír. Espera con ansias el momento en que le diga que se acabó la misión que impide a ella y a su madre el contacto con el exterior y hace que su padre se ponga serio cuando la madre intenta hacer de las suyas.

(imagen, versionada, church-door-locked en ChurchNext)

Anuncios

~ por slizeumhe en octubre 29, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: